Nuestra bodega

Fundada bajo el compromiso del trabajo bien hecho

 

En 1918, la familia Santacana, una de las de mayor raigambre de la comarca de El Penedès, inicia su camino en el apasionante mundo del vino.

Años de profunda dedicación a la tierra y elaboración de vinos la convierten en una de las firmas mejor valoradas del sector vinícola de la zona de L’Alt Penedès.

El 8 de octubre de 1992 se inaugura la ampliación de la bodega, con la que se da continuidad a una vitivinicultura ancestral, exigente, artesana, respetuosa, comprometida firmemente con el entorno y la naturaleza, que trabaja día a día para conseguir que Montesquius siga siendo referencia en cavas y vinos.

Orígenes

El amor a la vida

 

Tierras cuidadas con esmero por gentes de la localidad de Sant Sadurní d’Anoia que a principios del siglo XVIII ven como los frutos de esta tierra fértil llena de contrastes alcanzan prosperidad. Sin embargo, es en 1887, durante la plaga de la filoxera que azota la comarca, cuando, aunados, impregnan de tenacidad, esfuerzo, sacrificio y trabajo las tierras de la comarca para sobreponerse a la misma.

En una lucha común, agricultores y productores, entre los que se encontraba la familia Santacana, replantan las viñas consiguiendo que las cepas rebroten exuberantes.

Esta esencia es la que impregnará Montesquius con un bouquet que consigue rememorar años de esfuerzos por conseguir los mejores frutos para sus crianzas. Unos orígenes enmarcados en tradiciones, caminos bajo tierra que adormecen con esmero el sueño de cavas y vinos hasta la crianza óptima.

Años de tradición y sacrificio, amor a la tierra y sus frutos, tradiciones e innovaciones conjugadas en el respeto a la historia han conseguido hacer de Montesquius un referente en la elaboración de cavas y vinos.

Hoy

Continuidad

 

Montesquius se enorgullece de seguir elaborando sus cavas y vinos con métodos tradicionales bajo estándares de calidad que los han posicionado entre los mejores cavas y vinos del mundo.

Finalizada la vendimia, Montesquius realiza la selección de los mejores mostos de las diferentes variedades de uva, como macabeo, xarel·lo, parellada, chardonnay o monastrell, para convertirlos en cavas y vinos capaces de transmitir su origen. Durante su elaboración, se cuidan con esmero los tiempos de crianza y se garantizan las condiciones más óptimas, proceso que ha permitido a Montesquius ofrecer vinos Reserva y Gran Reserva.

Montesquius sigue innovando, trabajando y dedicando su esfuerzo para dotar siempre al consumidor de un producto de exclusiva calidad. Aromas únicos para paladares sutiles que disfrutan y valoran un trabajo bien hecho en las viñas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Pin It on Pinterest